Nuestra historia

Junto a una barda, a orillas del río Magdalena, algunas Alumnas de Preparatoria comenzaron su labor de alfabetización. El Presidente D. Adolfo López Mateos, al visitar la obra "Puente Sierra" escucha a una alumna del Colegio "Francés", quien le pide "un techito" para continuar con su labor social. Quince días después quedó terminada la Escuela, con material prefabricado y perfectamente amueblada, con pupitres binarios proporcionados por la SEP. La inauguración de la escuela tuvo lugar el 19 de Julio de 1959, con el nombre de "Rosaura Zapata" en memoria de la maestra estimada por el Presidente.

Durante el año de 1961, el Padre Cervantes había hecho diligencias para que los Lasallistas se encargaran de la Escuela "Rosaura Zapata". A finales del año, el Hermano Gerardo Monier, incansable persona y amadísimo apóstol de la niñez necesitada, encara, a sus 77 años, el reto de dirigir la Escuela, cuyo nombre será: "Centro de extensión educativa no. 28, Rosaura Zapata".

El Hermano Gerardo Monier concluye su misión terrenal el 15 de diciembre de 1962: deja una profunda huella de su amor a la niñez desamparada.

El Hermano José María Valdivia entra al relevo con igual entrega y amor, consolidando la educación y concluyendo las instalaciones. Destaca la Escuela por su banda de guerra y sus triunfos en los campeonatos de fútbol en la "Liga Lasallista".

En 1976, el joven Hermano José Natividad de la Rosa asume la dirección técnica y mantiene la calidad así de la formación como del nivel académico. La parte económica dependia del Colegio "Simón Bolívar" - Galicia; en ese año (1976) esa responsabilidad corresponderá al Colegio "Simón Bolívar" - Pedregal.

Cuando, en 1981, el Hermano Natividad deja la dirección, corresponderá al Hermano José María Alonso Aguerrebere orientar el trabajo: concederá mucha importancia a los aspectos académico y disciplinario.

Se obtiene la incorporación a la SEP, con el nombre de  ESCUELA "GERARDO MONIER". Cambia el nombre, no la misión. El siguiente Director, el Hermano Javier Hurtado P., lo corrobora y procura atender, prioritariamente, a las familias más necesitadas.

Curso 1995-1996: regresa, a su querida Escuela, el Hermano José Natividad de la Rosa. Breve será esta segunda permanencia: Dios lo llama el 20 de agosto de 1996. Toma entonces la batuta el Prof. Enrique Mendoza Paredes, primer seglar como directivo, con una excelente formación y experiencia lasallista que lo lleva a revitalizar la escuela hasta diciembre de 2011. A partir de esa fecha, la Mtra. Dea Gabriela Dueñas Sansón, con quince años de trayectoria lasaliana, sirve a la Comunidad educativa como Directora.